31 jul 2019

Nuevo enfoque nutricional para la prevención y recuperación de los trastornos depresivos: Una revisión de la literatura

0 Comentarios

Autor/autores: Blog Salud y Cerebro
Fecha Publicación: 23/01/2019
Área temática: Salud mental , Depresión , Tratamientos .

Nutrición Médica

RESUMEN
En la mayor parte de Europa los trastornos mentales son la principal causa de discapacidad laboral siendo los trastornos depresivos, la primera causa de incapacidad en el mundo. Este es un problema de salud pública y se hace necesario un plan de actuación con un enfoque preventivo de estas enfermedades mentales.

Esta revisión de la literatura científica nos ofrece un nuevo enfoque sobre qué alimentos son las fuentes más nutritivas para desempeñar un papel en la prevención y la recuperación de los trastornos depresivos.

Se realizó una revisión sistemática con 34 nutrientes esenciales con repercusión en los trastornos depresivos desde la evidencia científica, de los cuales 12 fueron considerados como de mayor incidencia como nutrientes antidepresivos: folato, hierro, ácidos grasos Omega-3 de cadena larga (EPA y DHA), magnesio, potasio, selenio, tiamina, vitamina A, vitamina B6, vitamina B12, vitamina C y zinc.

Este año se han publicado las primeras pautas nutricionales para prevenir la depresión y recomiendan seguir un patrón dietético tradicional como la dieta mediterránea, es decir, consumir cantidades adecuadas de ácidos grasos Omega-3, y evitar los alimentos procesados con niveles altos en carbohidratos refinados o azúcar.

Los estudios han demostrado que los participantes con una mayor adherencia a la dieta mediterránea tienen un 30% menos de riesgo de desarrollar una depresión en comparación con los participantes que no realizaron esa dieta. Los estudios realizados con las dietas tradicionales en Japón, Noruega y China tuvieron resultados similares.

La International Society for Nutritional Psychiatry Research (ISPRN) recientemente recomendó en un artículo publicado en la revista Lancet Psychiatry que la “Psiquiatría nutricional” se debería de convertir en una parte rutinaria de la práctica clínica en la consulta de salud mental.

La literatura reciente sobre la nutrición y la psiquiatría ha pasado de estudiar los nutrientes individuales, a una evaluación de los patrones dietéticos en general. Los estudios epidemiológicos han encontrado repetidamente que los patrones dietéticos “tradicionales” o “alimentos sin procesar ” están significativamente correlacionados con una disminución de la prevalencia y la incidencia de trastornos o síntomas depresivos.

Los resultados de esta revisión deberían de ser tomados en consideración para la prevención y recuperación de los trastornos depresivos en la práctica clínica.

Aquí os dejamos el enlace al artículo original

Antidepressant foods: An evidence-based nutrient profiling system for depression

Palabras clave: Psiquiatría Nutricional, Depresión, Prevención, Tratamiento
Fuente original: Psiquiatria.com

[subir]
Deja tu comentario